POEMARIO DE LA PROMO66

Thursday, September 03, 2015

ODA A LA LIBERTAD


¡Vuela libre, pensamiento!
con ansias de libertad,
que no distraiga tu vuelo
el llanto del pueblo herido
ni el grito amenazante del verdugo.

¡Vuela libre, pensamiento!
entre el rugir de dos mares.
recorre altas y azules montañas
calurosos y áridos valles.
lluviosas e impenetrables selvas.

¡Vuela libre, pensamiento!
sobre serpenteantes ríos
milenarios y mudos testigos
de grandes acontecimientos
que marcaron nuestra historia

¡Vuela libre, pensamiento!
vuela sintiendo la brisa
cuando en ancestral liturgia
viento y agua se combinan
fabricando el Xocomil

¡Vuela libre, pensamiento!
en las alas del quetzal
pósate sobre Imponentes templos
saluda con reverencia
la grandeza de Tikal

¡Vuela, llora pensamiento¡
acompaña al emigrante
que rumbo a quién sabe dónde
se codea con la muerte
Persiguiendo una quimera

¡Vuela libre pensamiento!
sobre nuestra Guatemala
que sufre tanta violencia
defendida y abusada
por el mismo violador

¡Vuela libre pensamiento!
esta vez vuela muy alto
en las alas del quetzal
donde anidan las estrellas
rodeadas por muchas nubes


¡No vueles más, pensamiento!
dibújate en la bandera
formada por cielo y nubes,
haz que en celestial arenga
el pueblo despierte unido
con ansias de libertad
y se escuche fuerte y claro
sobre el ruido de dos mares,
de los montes a los valles
pasando por ríos y lagos:

¡GUATEMALA TU NOMBRE INMORTAL!

Juanjo, septiembre 2015


Thursday, June 04, 2015

YO NACÍ A MITAD DEL SIGLO XX


Amigos del foro liceísta y otros amigos de vida, de circunstancias hermosas, aunque en ocasiones muy peligrosas: la inmersión en la crisis, me ha mantenido alejado de mi amiga y compañera más fiel, que es  la literatura y del círculo de escritores;  esas mis grafías, mi poca o mucha creatividad, esos grafemas que llevo adheridos fuertemente a la piel, sembrados y abonados en el corazón. Este es un viejo poema que escribí el 13 de noviembre de 2002, justo a los 42 años del movimiento del 13 de noviembre de 1960, encabezado entre otros por el teniente Luis Turcios Lima "Herbert", un ranger de Fort Benning,  el subteniente especialista en inteligencia el Marco Antonio "el Chino" Yon Sosa, teniente Luis Trejo Esquivel, mi tío,  teniente-coronel Ismael Salazar Bonilla papa del querido primo Chabelo, quien todos los días desde las 5 de la mañana, abre la discusión en este foro  liceísta;  mi otro tío Mayor del ejército, Plinio Grazioso Isaacs y muchos militares dignos e inconformes con la corrupción del régimen idigorista, que se quedó en pañales ante el saqueo que Pérez Molina, la Baldetti Elias y sus huestes de corruptela, ratería y y ladronismo, quienes le cayeron como buitres al erario. Idigoras Fuentes era niño de teta. Se los dejo para su dilucidación. Es otra de mis fumadas ya estando mayorcito, cuando lo escribí tenía 52 años. Abrazos de Flaminetti Bonatelli e Valdizionne.

                             YO NACÍ A MITAD DEL SIGLO XX

(este es otro repaso de mi vida y su turbulencia, mis pesares, mis congojas, mis desencantos, mis querencias, mis desamores, mis libros, mis canciones y un largo etcétera. Es una buena catarsis.)


Mi madre me regaló la vida
y me estampó fuertemente su luz
justo a mitad del siglo pasado
al que con nostalgia despedí;
un espacio de tiempo
en ocasiones habitado
en otras muy solitario
con amor o con dolor,
de placeres y sinsabores
que me dejó pesar y exaltación
que me invadió con logros
y golpeó con frustraciones.

Tuvimos entretelas de ilusión
estancias de sueños y espejismos
mas también la antinomia
de la frustración y el engaño.

Bailé con los Rolling Stones
me enamoré con Nino Bravo
con la Durcal, Raphael  y Juan Erasmo
contorsioné  Lets twist again con Chubby  Checker
María de los Guardias”, me encendió en revolución
Los Chijuas y sus Casas de Cartón
fueron  mi referente contestatario.

Tuve infinidad de libros de cabecera
con Frantz Fanón conocí a  Los Condenados de la Tierra”,
y que las revoluciones tienen una sociología;
Marcuse y El Final de la Utopía fueron mi utopía,
con Marcuse me sentí  El Hombre Unidimensional”.

Con Russell  y García Morente me adentré  en la filosofía,
Zimmerman me confirmó que Guatemala tiene Voces desde el Silencio;
Con el Bolo comprendí que Los Compañeros fueron mis compas;
Galeano me enseño que América Latina tiene las venas abiertas;
Frederick Franck me ilustro que la Iglesia Católica
desde siglos de siglos está en explosión;
el universal Werner Ovalle me marcó con su Padre Nuestro Maíz
y por él intenté divorciarme de los alcoholes  celestes;
Otto René me ordenó  Vámonos Patria a Caminar
el ChocoMatute me reafirmó que Era Roja la Sangre de Rogelia
Asturias con sus Hombres de Maíz despertó mi pensamiento critico
y no aspire ser un presidente como El Señor Presidente”.

Con Ortega y Gasset comprendí que una salpicadura
del pensamiento moderno es no entender las sociedades
ni la dimensión exacta de los pueblos,
y por ello se sigue dando La Rebelión de las Masas”.

De Pepe Hernández Cobos percibí,
que hay horas de luz, tormenta y heroísmo
y que cuando los quetzales se salen de las sedas
de las banderas, es para picotearon furiosos
los ojos de los que hieren a su pueblo.

Comprendí que Guatemala tiene líneas callosas
en sus manos, con una geografía de hambruna
y  desolación, cuando entendí la pluma de Cardoza;
con Guzmán Böckler y Herbert
capté las  raíces históricas de
Guatemala con su aculturación y su ignorancia.
En el libro de Arévalo Despacho Presidencial
encontré lo que siempre supe,
página 297,  Flaminio mi padre, fue todo un luchador
un revolucionario dentro del estudiantado
un devoto de octubre y su  Revolución.

Aprendí que los criollos tienen Patria con Severo
me arrebaté no con 20 sino con 1,000 sonetos de amor con Neruda
y desde entonces canto canciones desesperadas;
sigo ansiando y soñando la Patria de Aguilera
me pasmó la Guerra de Guerrillas de Guevara
la Guerra Popular de Nguyen Giap
su valor guerrillero en Diem Bien Phu
sus heroicas victorias derrotando tres imperios;
del legendario Cesar Montes entendí y asimilé
que la guerrilla fue un camino urgente
jamás ni nunca una opción de aventura.
Lo único que lamento, es que la Biblia
no encontró acomodo en mis almohadas
probablemente si las hubiera habitado
quizá yo fuera un mejor hombre.

Camilo Torres Restrepo me enseñó
que en donde hay cristianismo hay revolución;
no me asombró la intrepidez y valor de Luis Turcios
conocía la solidaridad de género de Marta Aurora;
el sacrificio de Rogelia y  Molina Loza
y la desaparición de Thelma Grazioso su  esposa;
el asesinato de Didier y Sonia Martell me abatió
las balas de ignominia de Juan y de Mariano
los proyectiles asesinos del chino Palma
el alambre espigado del mono Ponce
la muerte con tanquetas de Mireya
y la de Horacio quién  cayó
con su AK 47  junto a ella.

Los asesinatos de Julio Camey, de Fito,
de Meme y Alberto Fuentes me golpearon
me espantaron y sacudieron muy adentro
porque Guatemala pareció quedarse huérfana,
solitaria y sin dulzor  de amaneceres
ni color en sus narcisos de septiembre
como aún sobrevive amargamente
en la tempestad de una patria sin destino.

Escribí infinidad de poesía
de mensaje, de impugnación y rebeldía;
un género literario refugiado en mi cueva
lo exploré, garabatee  y le atiné
ese romanticismo erótico y mundano
lo llevo a flor de piel,  a salto de mata,
es mi expresión profana
representa la sustancia en el tuétano de mis huesos
y mi cabeza dibuja versos ciertos
y mi pluma impregna mis grafemas
de ardor, pasión y mil delirios
de concupiscencia y libido
de exaltación y frenesí
de arrebato y paroxismo.

Tuve ensueños con los Iracundos
y esos sueños jamás desaposentan
esa morriña de vida, “los pueblos vivían en paz
. . .  qué utopía, qué alucinación.
Me marcaron las vivencias de opresión  
y con las constantes saudades de Libertad
se acrecentó la angustia y el infortunio.

Algunos fuimos arrojados
decididos y amotinados
algo forjadores de ficciones,
tremendamente idealistas
y  nos involucramos
desde los pupitres universitarios
a esa larga y necesaria guerra;
en esos 36 años de insurrección social
un conflicto de tiempos y destiempos
de abandono y rebelión,
en el cual tuvimos que llorar
a nuestros camaradas caídos
a esos que lo hicieron
porque creyeron que era lo mejor;
abandonaron las aulas
y subieron a las sierras
a las colinas y valles
a los cerros y montañas
y fue doloroso
cuando les llevamos a enterrar
a esos indómitos guerreros
que en el fragor de batallas
ofrendaron su vida
pensando en un país con pan,
con alfabeto, con cultura
con  alboradas de justicia,
en una patria distinta
no en este feudo de terror.

Mas muchos de ellos fueron desvanecidos
fueron desaparecidos, se difuminaron
arrojados a ríos, mares y océanos
a cráteres de volcanes
al Motagua y sus corrientes.

A ellos no los pudimos llorar
pero murieron jubilosos
y por ello les aplaudimos,
fueron como el romano Espartaco
una constante  ofrenda de lucha;
en una estancia de esperanza
con equilibrada conciencia
y vitalidad combatiente.

Ah . . . cómo duele y lastima
ofende y lacera remembrar
a mis panas, a mis cuates
a los paisas mis compinches.

Esos que tomaron el fusil
y en la Sierra de las Minas
un grito de estruendo se oyó
fuerte, sonoro y abierto
reclamando Libertad
y un canto de humanidad.

Mi vida fue azarosa
existí, lloré, reí,
me amotiné
me sublevé
quise con euforia y pasión
no amé . . . lastimé
sufrí y resistí mis tormentas,
pero nunca transigí
jamás yo me doblegue.

Experimenté amenazas,
severas y crueles
golpiza  por la judicial
y lo insólito . . . por mera equivocación
fui rehén de mis propios compañeros
y esa vez ante  la muerte  temblé.

Ufano y exacerbado puedo afirmar
que siempre he estado allí,
donde las circunstancias álgidas
han requerido y exigen
mi presencia, tal vez no con valor
pero si una constante
decisión de insubordinar
y sublevar mi voz.

Tuve mis cantos de madrugada
y en ocasiones
pasiones ciertas me despertó;
calaron duro
pegaron fuerte
fueron macizos
horadaron profundo
en mi esencia de hombre
y mi pluma ardiente
en mucho numen se inspiró
más muy ligero se evaporó.

Mas hoy mis  versos
son acertados
pues son de historia
y la rapsodia de mi vivir,
aposentando mi corazón
ya no hay temores comodidades,
jamás rehuyo por cobardía
siempre hago frente a la realidad
. . .  nunca reniego de mi verdad.

Yo soy un hombre del siglo XX
un inquilino moroso
lleno de débitos morales
con apotegmas de incertidumbre
arrendatario de este espacio sideral
que nos hizo vivir esa lacerante,
nuestra cruel e infamante realidad
ese rumbo incierto de irrealidad
la no vida de los miserables
el temor de la metralla
ese trepidante calvario
que en muchos se tornó
o en una corona de espinas,
en cadena intensa de vía crucis
o en una decidida semilla
donde broten senderos luminosos
caminos de decidida concordia
callejones encendidos de humanismo
ubicado en las grandes avenidas de Allende
ansioso de ser un hombre renacido
con mi verbo amigo y mis cantos ciertos,
con torbellinos de exactitud
y certeza en mis palabras.


Flaminio Bonilla Valdizón.    

Guatemala, 13 de noviembre del año 2002.


Thursday, May 28, 2015

PUEBLO MIO

Pueblo mío

Pueblo mío que VIVES ASFIXIADO
por un gobierno que te roba y que te vende;
hallar arcas vacías es tu pan de cada día.
Pueblo mío, te escondieron la alegría.

Ya los ministros se fueron casi todos
y la exvice compró casa en Panamá.
Unos van y ya hueviaron, otros vienen a hueviar,
ni una miga de pan quieren dejar

Ahora tienes ambulancias sin repuestos,
y  hospitales que son morgues de verdad,
las mineras que hacen hoyos y patojos sin escuelas,
y te sobran de rateros, cantidad.

Que será, que será, que será…
Que será, Pueblo mío…que será…
Si por fin llegó ese día en que las cosas cambiarás…
o durmiendo indiferente seguirás.

Mano aguada se equilibra en un alambre,
y el congrueso de corruptos sigue igual,
Si no arrancas ese cáncer por completo y de raíz,
seguirás a merced del vendaval.

¿Qué se hicieron, Pueblo mío tus valores…
es que acaso se han perdido, y tu moral…?
Hoy tu nombre es conocido, es noticia general,
por lo que hacen unas ratas de arrabal.

Yo te invito, Pueblo mío, a que hoy actúes…
con tus manos, el futuro cambiaremos…
mas no pienses que en tu casa, viendo tele pasará;
MANIFIESTA, que juntos lo lograremos.



La Pulga

Tuesday, May 12, 2015

MI MADRE

Al igual que Gónzalo  y su poema, seguramente producto de una muy buena aspirada o ingurgitamiento de los elixires del  Dios Baco; así como los de La  Púlex con esos sus bellos poemas dedicados a la MADRE,  a la madre ausente y a las Abuelas, les comparto este que escribí hace casi 15 años. Bendiciones a las Madres de todos, quienes aún las gozamos y amamos en la tierra  y a las que se adelantaron y son inquilinas del  Cielo. Saluti, di il Flaminetti.


“ . . . Cuando vio su apellido en mis poemas
halló la eternidad en sus pupilas
y vio la luna hundida en mis palabras”.
(fragmento deRadiografía de mi Madre”, Werner Ovalle López).          

 
             
                 MI  MADRE

MARGOT es el nombre de mi Madre amigos:
esposa, Madre, poetisa, abuela,
soñadora social que cuando pudo
a  otros seres iluminó en su vuelo.

Multifacética multiplicó su ayuda
y a cuanto humano en su sendero hubo
tendió la mano abierta, fraternal y amiga,
polinizó  la dádiva y entrega pura
recorriendo caminos de esperanza y vida,
saciando el hambre de cualquier mendigo
que por fortuna suya e iluminación divina
Margot mi Madre en su encuentro vino.

Prolífica multiplicadora de conciencia
fundó refugios, albergues y cobijos
a quienes  abandonados en el sendero
por sus hijos, encontraron en Margot
mi Madre su arropaje.

Y a  muchas mujeres
que desviaron su camino,
y que por esos inciertos  del destino
se alejaron de la vida, del mundo,
del hogar y de sus hijos,
encontrándose no sin sorpresa
en una cárcel maloliente y fría,
entre oxidados barrotes encerradas,
mi madre pródiga fundó para sus niños,
un grande Hogar  y bautizóle  con el nombre,
de JUAN XXIII el franciscano,
a quien la cristiandad mundial con gran atino
le puso de inmediato el PAPA BUENO”.

Con ese gesto,
sin altivez, sin arrogancia,
ante una sociedad
indolente, infamante y desunida,
mi madre humana, sideral y amiga
a esas presas prodigó el  abrigo
y brindo cariño esencial y compasivo.

 Sus convicciones de solidaridad,
de apoyo y ser columna,
por todos lados se brindó oportuna
construyendo caminos de sostén
y  humilde ayuda,
que no recuerdo
con precisión exacta
a cuantas obras de caridad
les dio la cara,
y tuvo gestos de dádiva sencilla
con su estatura  humana
que  jamás ni nunca,
con humildad devota
y grande altruismo
impregnado de sólo amor
sensible y solidario,
la intención de buscar
las alabanzas tuvo,
porque en su devenir
de compasión y ayuda
y con grande humildad esa señora
jamás lisonjas, títulos ni honores
mucho menos distinciones,
o pleitesías vanas,
ni  homenajes comunes
buscó de nadie en recompensa,
pues esa su bondad  constante
y su  siempre firmeza dadivosa,
lo único que la animó fue su nobleza.

Recuerdo que de niño
me acercaba a darle besos,
a deslizar mis dedos
para sentirlos fríos,
entre la ensarta abundante
de su pelo con sus rizos,
en aquella ondulante
madeja de mechones
con un color homogéneo
al  azabache.

Y ella presta respondía pronto
con la ternura del amor inmenso,
y ese gesto de dulzura,
de mimos y cariños,
que desde el vientre
sentí me prodigaba vehemente,
esa sencilla mujer
que en  un septiembre bendecido
estampó su  firma y su  luz dándome vida.
De niño me aprisionó en el  amor de toda Madre
y al lado de mi cama estuvo siempre
cuando algunos dolores me aquejaban
y prontamente mis cuitas se calmaban,
pero también con adhesión benigna
me adoctrinó  en rezar el  Padre Nuestro
y antes de dormir recuerdo ahora
yo siempre quedaba en brazos de MARÍA.

De adolescente me forjó destino,
y por ella es lo que sigo siendo amigos míos:
un poeta cantor de la esperanza
un hombre guerrero y combativo
un ser humano flexible y transigente
un trovador del canto empedernido
un soñador en alcanzar quimeras
con la exacta decisión
de un hombre renacido
y la impronta claridad
que hay en mi vida.  


Flaminio Bonilla Valdizón.


Guatemala, 13 de septiembre de 2000, día en que cumplí 50 años de vida.    

Monday, May 11, 2015

La compra de un voto ( Versiòn 2015 )

Con el perdón de los sencillos payasos que se ganan el pan HUMILDEMENTE vendiendo risas sinceras y relajantes, les comparto este pensamiento que me atormenta . 

Hoy que ha comenzado de nuevo el circo electoral y cuando tendremos que asistir obligados a muchas de sus largas y tediosas funciones...

¿Será que dejaremos que todo siga igual...?

Saludos

La Pulga



La compra de un voto ( Versiòn 2015 )

Juan Pueblo regresa a su choza
después de extenuante jornada;
la luz de la luna se posa
sobre su figura maltrecha y cansada.

Hoy vio en los caminos desiertos
 las rocas con disfraz de flores,
los postes y puentes cubiertos
por la propaganda de vivos colores.

Su chucho lo sigue  saltando
y van desandando el camino.
La noche lo escucha pensando,
¿Qué será de mi?… ¿cuál es mi destino?.

La falta de lluvia es tormento
que a Juan le preocupa e inquieta.
El polvo no es buen alimento,
y un plato vacío,  el estómago aprieta.

El año pasado fue rojo,
la parca se llevó a su nieto,
tan flaco y timbón el patojo
se quedó dormido… muy débil…
muy quieto. 


Su vieja se fue algo  enojada
la choza quedó solitaria,
(Tal vez   como está empadronada
quien quita y consiga  bolsa solidaria)

El Juan no quería que fuera,
con ella peleó en el potrero,
y a gritos le dijo: “aunque muera,
 y me mate el hambre,
no soy limosnero”.

Y porque me falta el dinero
que creen…¿ que soy un baboso?,
en vez de limosnas prefiero
un sueldo más justo  y fajarme de mozo”.

Y dijo, sintiendo el chantaje,
temblando,  perdida la  calma,
“Diosito,  que no pierda mi alma,
que yo no me venda, ni pierda el coraje… .

                   (dos)
               
María lleva entre sus cosas,
-al Juan se lo había escondido-
sostiene en las manos  callosas
un sucio y raído carnet del partido.

Payasos de circo y  las porras,
en medio del parque, el tinglado,
hay mil camisetas y gorras
-son pa’l  coco wash del nuevo afiliado-

Llegó el candidato elegante
en medio de bulla y tumulto,
con risas y besos – farsante-
a cada indigente le entrega su bulto.

Y  luego el discurso manido,
promesas de disco rayado;
-el hambre le sopla al oído:
“Hay pollo CAMPERO  pa’l que no ha cenado”-



Las voces llegan de repente,
Juan Pueblo las oye a lo lejos,
Y solo repite en su mente:
“A mí no me compran… allá los pendejos”.


 PÚLEX


Sunday, May 10, 2015

A LAS MADRES

Entretenidos en la vorágine de acontecimientos políticos que nos rodea, casi se nos pasa
detenernos y hacer un rato de reflexión para felicitar, o acordarnos de nuestras queridas madrecitas, si ya partieron a reunirse con Dios.
Por lo que me permito extraer del arcón de mis recuerdos un par de pensamientos  que les comparto con mucho gusto. Especialmente dedicados  a las mujeres que nos han acompañado casi toda la vida y ahora son las  abuelas de nuestros nietos y a nuestras hijas que ahora ya son madres también. Por  todas ellas elevaremos agradecidos una plegaria.

La Pulga


MADRE

Eres en mi vida el árbol frondoso
que en firmes principios hincó sus raíces,
y  ostenta en sus ramas los frutos felices
de  santa paciencia y amor generoso.

Vagan en tu seno criaturas aladas
que son los recuerdos de glorias pasadas,
de bellas historias y gratos momentos,
mezcla de alegrías y de sufrimientos.

Eres fresca sombra, tras largo camino,
puente que del suelo eleva a lo divino,
faro que valiente enfrenta la tormenta

y  a sus hijos, siempre, cuida y alimenta. 


Agradezco al cielo porque en este día
aún tengo tu mano que acaricia y guía,
 por ser ese ángel que va paso a paso
sembrando  en mi vida del alba al ocaso.

La PUlga



A la madre Ausente

Cuando una Madre se va
nace en el firmamento
una  estrella brillante
que allí morará por siempre.

Cuando una Madre se va
cada gota de lluvia es una lágrima,
cada brisa un suspiro,
cada rayo de sol una caricia
que abona el fértil campo
 de los recuerdos que ella sembró.

Cuando una Madre se va
reverdece la esperanza
de tener un hogar
para reunirnos en el más allá.

Cuando una Madre se va,
el eco de sus palabras y consejos
resuenan como una cajita de música.


Cuando una Madre se va
solamente la promesa de Dios
puede llenar el vacío que
su ausencia deja en el corazón.

Cuando una Madre se va
y solo entonces comprendemos
 el misterio y la bondad
que encierra la palabra Madre.

La Pulga



A la dos veces MADRE.

Abuela

Con un ojo abierto
vigila la abuela
la cuna del nieto
que duerme apacible
mientras ella… vela.

Y mientras vigila
nerviosa cavila
por la incierta suerte
de aquella criatura,
que al borde del mundo
se asoma insegura.

¡Ah¡ cómo quisiera
hacer con sus manos,
de amor y ternura,
brillante armadura
con que protegerla…
y ser como el faro
que al puerto conduce
con luz refulgente
a la nave, segura.

El niño se agita…
y suelta un suspiro;
y la que ya es madre
por partida doble,
lo besa y medita.

Y yo me pregunto
…y pregunto a la ciencia:
¿de dónde la Abuela
saca su paciencia?

¿Acaso las madres,
tienen por derecho,
fuente inagotable
de amor infinito
guardada en su pecho?
¿…o es mucho ejercicio
del diario cariño
que brindan al niño?
…es lo que sospecho.

De nuevo la miro
sentada en la cama,
despierta y dormida,
dormida y despierta.

Y mientras mis ojos
los cierra Morfeo,
me duermo y no veo,
pues yo no compito
con esta gran dama.

La Pulga.

Friday, May 08, 2015

CLEPTOCRACIA 2015

CLEPTOCRACIA 2015
(El  paraíso de los CACOS)

Hay en el mundo un lugar
de gobiernos alharacos,
paraíso de los cacos,
del que les quiero contar.

Allí, aunque usted no lo crea,
robar es cool y a la moda;
pues no importa a quien se joda,
hasta el más probo huevea.

Desde el mismo MANDATARIO
al burócrata ordinario,
y del JUNIOR al abuelo
a la uña le dan vuelo.

Rateros, los hay vulgares
que arrebatan celulares,
o compinches de la GRUESA
que lo hacen bajo la mesa.

También hay de estilo fino,
que ofrecen paz y consuelo,
viven del diezmo divino
y a plazos venden el cielo.

Hay falsos educadores
con sueldo y sus comisiones,
que actúan de agitadores
en perpetuas vacaciones.

Y no faltan industriales
con rebajas en la aduana,
que te meten la macana
mientras se hartan dinerales.

Los amos del SINDICATO,
-que hablar pajas es su juego-
la pasan de rato en rato
solo pelándose el huevo.

Y redundando en el tema
-que a mí me tiene intrigado-
del tal lugar mencionado
donde ROBAR no es dilema:

Es bueno hablar  sin tapujos
de cínica y gruesa dama,
que cambió su humilde cama
por la opulencia y los lujos.

Por su amante, un chafarote,
llegó a vice en la guayaba
donde resultó una pava,
cruce de hiena y coyote. 

Eso sí, no fue egoísta
con amigos y parientes,
pues los forró hasta los dientes
sin dejar ninguna pista.

Y es que nunca dio la cara,
sino puso al secretario
para esquilmar al erario,
mientras feria le pasara. 

Con su banda de mil pillos
a Juan Pueblo, en su ambición,
le huevió los calzoncillos
sin bajarle el pantalón.

No hablemos de su CONGRUESO,
tipos ratas miserables,
que se apropian lo hueviable,
y jamás nadie va preso.

Su negocio es la movida
que ahorrar les facilita,
y si usted lo solicita,
le hacen leyes a medida.

En condominios florecen
veloces gordas fortunas,
mientras patojos padecen
por enfermedad y hambrunas

Lejano quedó el bosquejo,
aún del “sueño americano”,
aquí hay cualquier tipejo
con millones en la mano.

Alianzas, las hay muy raras,
de narcos y militares,
de policías y maras
que se cuentan por millares 

Forman fauna del lugar,
EXPRESIDENTES venales,
que la plata del país
exportaban en  costales.

Mas, no los quiero aburrir
con esta lista tan larga,
de esa realidad amarga
que a diario deben vivir.

Seguro que adivinaste
dónde queda ese lugar,
y si no, te doy la pista
para ayudarte a buscar.

Si pensaste que era Arabia,
la cuna de Alí Babá,
te fuiste lejos, amigo,
pues muy cerca de ti está

Es un país re-bonito
con lagos donde pescar,
mojarras o tiburones
y minas para explotar.


...Y si tienes la intención
de viajar a tal país,
te mando la dirección
y que allí vivas feliz. 




PÚLEX